Todos nosotros tenemos nuestras pequeñas historias personales con las que poder escribir un
libro. Retos que hemos afrontado, situaciones cómicas o anécdotas curiosas que pueden resultar
interesantes o inspiradores a otras personas. De la misma manera, todos hemos sido víctimas de
etiquetas impuestas por la sociedad que sabemos que no se corresponden con nuestra realidad
personal. En algunos casos esas etiquetas conducen a ser discriminados por cosas tan absurdas
como nuestro color de piel, nuestro acento, nuestra apariencia, nuestra profesión, nuestra
orientación sexual…
Lo que pretendemos invitándote a participar en la biblioteca humana es darte la oportunidad de
decir al mundo que eres una persona única. Con tus sueños, con tus preocupaciones, con tus
retos… una persona que no se ajusta con los estereotipos con los que la sociedad te trata.
Queremos que compartas con un desconocido/a aquellos elementos de tu vida que puedan servir
para romper con dichos estereotipos. Nosotros nos encargamos de crear entorno agradable en el
que encontrarás otras personas interesadas en descubrir tu historia. Quizás tengas que responder
algunas preguntas, preguntas que seguro te ayudarán a reflexionar y a conocerte mejor. No te
preocupes, estaremos contigo durante el proceso. Te ayudaremos tanto a definir tu historia como
a crear una reseña (ver siguiente punto) que la resuma. Te acompañaremos durante toda la
biblioteca de manera que todas tus lecturas se desarrollen de manera segura y agradable.
Esta es una iniciativa voluntaria, así que no recibirás ninguna remuneración más allá del reembolso
de los gastos (de transporte, por ejemplo) que puedas tener. Sin embargo, por la experiencia que
tenemos, sabemos que ser libro en una biblioteca humana es algo que resulta muy satisfactorio.
Piensa en la magia de hablar libremente con alguien que no conoces y crear lazos de empatía y
compresión con esa persona. Piensa que no tienes que realizar ningún esfuerzo, no se trata de
estudiar ningún guión, ni de venderle nada a nadie. Simplemente tendrás que ser tú mismo. Y, lo
mejor de todo, es que así, de una manera tan fácil, conseguirás ayudar a que la sociedad sea un
poquito más tolerante y abierta.